Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Islandia’

Húsavík es un pequeño pueblo de Islandia (2.300 habitantes), conocido como “la capital europea de observación de ballenas“. Su nombre vendría a decir algo parecido a Bahía de las Casas. Hay otra Húsavík en las Islas Faroe, casi diminuta, con apenas ochenta y tantos habitantes. En mayo de 2006, hubo una fusión municipal entre cuatro poblaciones vecinas, la mayor de las cuales era Húsavík, y se creó un nuevo municipio llamado Nordurping.

Al norte de Islandia, su puerto se abre a la bahía de Skjálfandi. En esos muelles se ha generado siempre la riqueza de esta pintoresca localidad: hace unos años –aún hoy, pero menos–, con las cajas del pescado que allí se descargaba, del que comían y con el que comerciaban; en la actualidad, con los barcos de roble que desde allí zarpan con los turistas a bordo, a la caza de ballenas, eso sí, a la “caza fotográfica“. Esta práctica turística es comúnmente conocida como whale watching y lo que la hace interesante es su imprediciblidad: se dice que en Húsavík tenemos un 91 % de posibilidades de ver ballenas; lo que también significa que hay un nueve por ciento de posibilidades de no verlas. Y no siempre es un agradable paseo en barquita con la mar en calma.

La costa de Húsavík, colonizada por los vikingos, fue el más antiguo asentamiento en Islandia, pues el sueco Gardar Svavarsson está considerado el primer humano que pasó un invierno en la isla –en 864–, a la que bautizó con su propio nombre, Garðarshólmi, como recuerda un monumento en Húsavík.

Aparte de los safaris fotográficos de ballenas, a Húsavík no se le pueden pedir otros intereses, siendo como es un pequeño municipio costero del norte de Islandia. Sin embargo, cuenta con suficientes atractivos para justificar una visita más amplia que las tres horas de whale watching: su iglesia del siglo XIX; un par de exposiciones que versan sobre biología marina, historia natural y materias afines, el interesante Whale Centre, y el más modesto Safnahusid; y una extravagancia llamada Museo Falológico de Islandia.

En este Museo al pene que es el Icelandic Phallological Museum, el visitante puede observar los penes disecados de casi doscientos cincuenta mamíferos islandeses, de los que ha quedado excluida la especie humana. Incluye sin embargo a algunas otras ya extintas o desparecidas de la isla. Y pronto –esperemos que no, pero la naturaleza será la que dicte cuando–, contará también, por fin, con un pene de hombre. Pues un parroquiano ha donado su miembro viril, que será amputado y disecado una vez muera. Dicho señor nació en 1915, por lo que no es de extrañar que en este decenio, se incremente la colección de penes de Húsavík.

Anuncios

Read Full Post »